Tés fríos y smoothies.

Preparar un té frío es la mejor manera de refrescarte cuando suben las temperaturas, es muy sencillo y además es saludable.

Para disfrutar del mejor de los tés helados escoge tu infusión favorita, puede ser una infusión de mezcla de frutas o un té. Prepárala como lo harías normalmente: hierve el agua y respeta los tiempos de infusionado indicados en el envase de cada té. Es importante que utilices también la cantidad de té aconsejado, así disfrutarás al máximo de su sabor.

Cuando hayas dejado reposar el té añade azúcar o edulcorante al gusto y unos cubitos de hielo, un par de vueltas con una cuchara y tendrás un fresquísimo té!

Añádele fruta fresca triturada a esta infusión, pásalo todo por la licuadora y el resultado será un smoothie lleno de vitaminas, con cero azúcares añadidos, antioxidante y natural. La bebida perfecta para hidratarte los días de más calor.

Aquí os dejamos los ingredientes para una receta de té helado, nosotros hemos elegido el Té de hibisco:

- 1 taza de agua.

- 0.07 oz/taza de té de hibisco.

- Hielo.

- Temperatura de agua: 212ºF

- Tiempo de infusión: 5 minutos.

- Azúcar moreno al gusto, también puedes utilizar miel.

Tés helados y smoothies